COACH DEL DÍA : PASADO

image

Pero una cosa hago: olvidando lo que queda atrás y extendiéndome a lo que está por delante.”(Filipense 3: 13)

Hablar del futuro ayer , mi ha llevado ha pensar en el pasado . Es verdad que el pasado no puede ser cambiado. Las palabras del apóstol Pablo, incentiva nos a olvidar el pasado y seguir adelante. Pero de otro lado el pasado es parte de una memoria que no si puede apagar.
Volver al pasado puede llevarnos a dos lugares; uno, de las memorias que añoramos, sentimientos, situaciones , momentos,sitios, olores y sabores , que sí fuera posible volver en el tiempo , gustaríamos de experimentar otras veces. Pero hay memorias que provocan tanta dolor, que quisiéramos borrar de nuestras memorias. Algunos en un mecanismo de defensa inconsciente , logran bloquear hasta el día en que enfrentan una situación semejante y esta aparece causando un dolor mayor, justo porque nunca las procesamos.

Volver al pasado mi llevo hacia la casa de mi abuela paterna, donde había una planta llamada Jambo, una fruta Brasileira , era una planta muy grande, en la parte más alta , había una rama en el tope, este era mi lugar secreto, nadie mi podría verme desde abajo. Allá dejaba mi imaginación volar, mis sueños despiertos, pero ha sido allá mi lugar del lloro solitario, donde mi sentía protegido y seguro. Allá desahogaba mis emociones tragadas. Era dónde respondía y expresada mi rabia , que no lograba expresar en el momento que había acontecido.

En verdad mi planta de Jambo, mi acuerda lindas y dolorosas memorias. Me acuerdo que por mucho tiempo, un muchacho , hijo del jefe de mi padre, que siempre cuando iba llevar la merienda de mi padre, el mismo mi pegaba , echaba mi bicicleta en el suelo y me pateaba y me daba varios puñetazos(nunca entendí porque). Esto se repetía todos los días, me quedaba paralizado , miedo y terror era mis sentimientos. Tenía miedo de decir a mi padre y el confrontar su jefe , este pelear con su hijo y este mi pegar más aún , o despedir mi padre, y me sentir responsable y culpado.
En verdad estaba atrapado, hoy se que esto era bullying. Esta ha sido una memoria dolorosa que por mucho tiempo estuvo guardada. Alabo a Dios, que me ayudo confrontar y entregar para Dios este fantasma.

Como mi gustaría volver el tiempo en que mi madre preparaba siempre una comida especial, su arroz de horno, su empada, la vitamina de remolacha, zanahoria y naranja, que preparaba todas las mañanas antes de ir la escuela. La chácara de mi padre, con sus arroyos y cascadas. Como mi gustaría volver el tiempo donde en mi bicicleta salía sin rumbo, una verdadera aventura con los amigos. Buenas memorias de Juan, Afonso y Olavo, amigos de escuela , que ya no se dónde andan.

Mi querido lector, en su pasado con certeza hay recuerdos dolorosos y alegres, no podemos cámbialos o volver atrás, pero si podemos aprender con ellos y pedir a Dios que nos sane las heridas y que podamos sacar de cada una , algo significativo para nuestras vidas.
Hoy yo se que estas memorias,son parte de mi documento de vida, me ayudaron a ser lo que soy, me ayudaron  a ser más humano y tener empatía con los que sufren. Mes pasado hacia una charla a alumnos del nono grado, algunos estaban pasando por bullying , pude compartir mi propia experiencia .
Gracias a estas memorias, hoy soy un capellán, un Coach de vida, viviendo el mejor tiempo de mi vida.

Odenir Figueiredo Jr .

Capellan y Coach

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s