COACH DEL DÍA: EL CUIDADOR FAMILIAR

CUIDADOR FAMILIAR

“Porque tuve hambre, y ustedes me dieron de comer; tuve sed, y me dieron de beber; fui forastero, y me dieron alojamiento; 36 necesité ropa, y me vistieron; estuve enfermo, y me atendieron; estuve en la cárcel, y me visitaron.”(Mateo 25: 35,36)

María tiene 24 años de edad, soltera, vive con su madre y su hermano de 16 años, su padre ya no vive más. María es la proveedora de su hogar. Su madre ha tenido un ACV (accidente cerebro vascular), como consecuencia quedo secuelas importante en su movilidad, no puede moverse, no logra hacer su propia higiene, o sea está totalmente dependiente de otros. María vive en el interior, lo que ganaba allá, ahora ya no alcanzaba para los gastos con su madre,  ahora además de los medicamentos, hay que cambiar los pañales varias veces por día. El mismo tiene un costo mucho alto. María tiene que venir a la ciudad grande en busca de un trabajo que le ayude a mantener su madre. Al lograr el trabajo, solo puedes ir a la casa en el final de semana, su hermano de 16 años, pasa ser el cuidador de su madre, es lo que ahora hace la higiene de su madre, le alimenta y le baña.

José, 25 años, casado hacia un año y medio, su esposa una joven de 23 años, la pareja tiene un hijo de un año de edad. José es el proveedor de la casa, es un electricista, con su trabajo sostén la familia, su esposa queda en casa cuidando del niño. Era viernes, las cinco y treinta de la tarde,  José en su moto vuelve para casa, pero algunos kilómetros antes, tiene un accidente, cae de la moto, José no estaba usando el Casco, rompe la sétima vértebra cervical, que lo hace quedar tetrapléjico. Desde de este momento José quedará por toda la vida en una total dependencia de sus familiares. Esta joven esposa, con su hijito, tendrá por toda la vida ahora cuidar de su esposo, de su hijo y sostener la casa. Ella ahora es UNA CUIDADORA FAMILIAR.

Mi querido lector, las dos historias aquí son verídicas, ellas son parte de un universo de muchas familias que están viviendo el mismo drama. Con certeza conocéis alguien o haya vivido o esté viviendo esta experiencia de ser un CUIDADOR FAMILIAR.

Infelizmente la mayoría de las personas no logran a dimensionar  el estrés vivido por un Cuidador familiar, estamos tan ocupados que pasamos de largo. De otro lado el propio Cuidador familiar no tiene tiempo de reflexionar en lo como  esta situación está dañando su vida emocional, espiritual, física, económica, su familia, esposo/a e hijos y todo contexto familiar.

Como Cuidador, tengo una grande empatía por el Cuidador Familiar, el mismo necesita ser CUIDADO, para poder continuar cuidando. ¿Cuánto de nosotros conocemos amigos que están pasando por esta situación? ¿Qué estamos haciendo? Como amigo, como Iglesia y comunidad cristiana.

En los próximos Blogs, estaremos dando algunas pautas importantes para ayudar El Cuidador Familiar y para aquellos que desean desarrollar un ministerio de Cuidado del Cuidador. Mi enfoque aquí no será el paciente y si el cuidador y su familia. Como poder lograr un equilibrio integral dentro de este contexto. Como evitar que esta situación venga dañar mi relación familiar, mi vida espiritual y mi salud emocional y física.

Hoy mi querido lector mi desafío es que busque una manera efectiva de Cuidar de este Cuidador, que quizá esté cerca de vos. Empiece a orar a Dios, por estas familias e pida a Dios amor, misericordia, paciencia y determinación para estos cuidadores.

Muévete y participe de este ministerio.

Odenir Figueiredo Jr.

Capellán y Coach

Un pensamiento en “COACH DEL DÍA: EL CUIDADOR FAMILIAR

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s