COACH DEL DIA: VENCIENDO LAS INDECISIONES

INDECISION

¿Hasta cuándo van a seguir indecisos? Si el Dios verdadero es el Señor, deben seguirlo; pero si es Baal, síganlo a El.”(1 Reyes 18:20)

“Elijan ustedes mismos a quiénes van a servir… Por mi parte, mi familia y yo serviremos al Señor”.(Josué  24:15)

Ser competente para tomar decisiones é un grande privilegio. Tomar decisiones nos hace está en controle de nuestras propias vidas. Nuestras reales decisiones son evidencias de lo que realmente somos. De otro lado, la dificultad de tomar decisiones complica muchos aspectos de nuestras vidas. Impide nuestro crecimiento emocional y desarrollo, puede levarnos hacia muchos fracasos, especialmente en nuestras relaciones. Así como contribuye para la represión de nuestros sentimientos, levándonos a un estado de deterioro de nuestra salud.

La indecisión crea en nosotros, impotencia, frustración, envidia, rabia, resentimientos, cinismo y una desesperanza crónica. Muchos no logran tomar ninguna decisión, pero la verdad es que como adultos e libres, no podemos evitar de tomar decisiones.

No mundo encontramos con dos tipos de personas, unas  son aquellas que toman decisiones y otros son aquellos que abdican de tomar decisiones. Estos  muchas veces por diferentes razones, sea por miedo, para evitar un conflicto o para estar bien con todos, el complejo y la necesidad de ser Acepto,    por baja estima o por una falsa capa de humildad. La grande mayoría no toman decisiones por el miedo del fracaso.

En vez de hacer acontecer, esperamos que las cosas acontezcan.  Permitimos muchas veces que otros tomen las decisiones por nosotros, aun que sepamos  que somos capaces de lograr lo que deseamos.  Esto mi  recuerda  la historia de un amigo que su padre tomo la decisión sobre la carrera que tenía que seguir. El por no lograr tomar su propia decisión, vivió durante cinco años, en total frustración, solamente para satisfacer a su padre, concluyo la carrera de engeñaría, llego en casa entrego el  Diploma a su padre, y entonces fue para el Seminario Teológico, seguir el llamado de Dios. Es triste que aun hoy muchos estén realizando los sueños de otros y no sus propios sueños, justo por no tomar sus propias decisiones.

Existe un grande número de personas infelices, fracasadas en muchas áreas de sus vidas,con oportunidades perdidas, una procrastinación demasiada prolongada  y una vida sin esperanza y realizaciones.

En la Palabra de Dios, desde del inicio Dios ha dado al hombre el poder de tomar su propia decisión, sea para el bien o para el mal, pero todos tenemos el Libre Albedrio. Tomar decisiones es fundamental en todas las áreas de nuestras vidas, sea espiritual, emocional, física, familiar, profesional  y  en el día a día.

Dr. Paul D. Meier y Frank Minirth, en su libro “Elije ser Feliz”, donde habla de la depresión, deja bien claro que la felicidad es una decisiónAmar es una decisión, así que cada uno de nosotros vamos determinar  dónde queremos llegar, pero para esto hay que tener el coraje para tomar sus decisiones. Si quiero hacer una Dieta, esta es una decisión que todavía puedo tomar, elegir  lo que quiero comer, con quien quiero casarme, con quien quiero está y donde quiero está, en fin si deseo tener salud emocional debo decidir cuáles son las prioridades de mi vida y tomar la decisión de  luchar para que las mismas sean respetadas, caso contrario no vamos vivir nuestras vidas y si las de otros. 

En la área espiritual cada uno es responsable delante de Dios por sus propias decisiones. Si  lo Espiritual es importante en mi vida, que mis decisiones sean coherentes con mis principios espirituales.

La decisión es una elección, debe ser libre, o sea no debo tomarla por presión o coacción, debe ser integral, todo mi ser debe está comprometido y debe ser un compromiso de respeto con mi propia persona.  Es una cuestión de dignidad, cuando hago lo que otros quieren, muchas veces estoy prostituyendo mis valores.

Dr. Theodore Isaac Rubin en su libro “Overcoming Indecisiveness”,  enséñanos  ocho  etapas para  los que desean tomar una decisión.

1-  Escuche y observe todas las posibilidades, opciones  o elecciones relacionadas con la decisión a tomar.

2-  Deje fluir sus sentimientos y pensamientos sobre cada posibilidad de elección.

3-  Medite en estos sentimientos y pensamientos sobre cada opción y aplique los que realmente te tocan.

4-  Escriba sus opciones para establecer sus prioridades.

5-  Camine hacia una decisión final y conclusiva, iniciando un proceso para descartar las opciones no elegidas.

6-  Registre sus Decisiones.

7-  Haga una inversión de tiempo y energía, de acuerdo con las decisiones comprometida con sus pensamientos y sentimientos, sacando o eliminando completamente las opciones no usadas.

8-  Transforme estas decisiones en una Acción Positiva.

Mi querido lector vencer sus indecisiones es un proceso vital para su salud integral, para su felicidad, para su autoestima y para su bien está espiritual. No permitas que nadie y nada determine sus acciones, mire en dirección a Cristo y busque en El, la sabiduría y el discernimiento para la toma de sus decisiones.

ELIJA SER FELIZ, ELIJA SER VOS MISMO, ELIJA SER AUTENTICO, ELIJA LO MEJOR QUE DIOS YA TIENE GUARDADO PARA SU VIDA.

BENDICIONES,

Odenir  Figueiredo Jr.

Capellán y Coach.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s