COACH DEL DIA: !PARADOJAS DE FIN DE AÑO”

POBRESA Y RIQUESA

Es Navidad, tiempo de fiestas, muchas luces, gente apurada dentro de los shoppings , todos pensando en la Cena de Navidad o de fin de Año, sinceramente mi gusta este tiempo, tengo buenos recuerdos del arbolito de navidad de la casa de mis padres, la tradición de dejar la ventana abierta para poder recibir el regalo, la sorpresa de los regados abierto a la media –noche del día 24, mi acuerdo de mi camioneta del cuerpo de bomberos, era linda, mi velocípedo y tantos otros. Mi mama cuidaba de la parte espiritual, además del culto navideño en la iglesia, antes de la ceremonia de entrega de los juguetes, cantábamos himnos navideños. Otro parte especial era nuestra cena, de poner agua en la boca, las famosa empadas (no empanadas), parecida como una tortita hecha en el horno, con camarones o pollo, el arroz de horno, con aceituna y queso parmesano, y claro el pavo relleno con forofa y frutas.

Todo este periodo era de mucha agitación, incluso en el preparo del teatro o cantata de Navidad para el Culto Navideño en la Iglesia, eran semanas de ensayos y preparación de las vestimentas  de los personajes.

Dentro de este éxtasis de Fiestas, muchos estarán viviendo tiempos de añoranza, de dolor, de soledad y depresión. Es la añoranza de un ser querido que no mas está presente, es el sentimiento de desesperanza por alguna enfermedad de uno mismo o de un ser que amamos.  Es un tiempo de paradojas, donde debemos estar preparados para alegrarnos con los que celebran y llorar con los que están pasando por un vale de dolor.

Es la paradoja de la injusticia social, donde sabemos que muchos tendrán mucho y otros no tendrán nada. Muchos estarán viviendo la abundancia de estos días y otros quizá viviendo la calamidad de la pérdida total de sus bienes  o un ser querido en un accidente, en una catástrofe climática donde perdió todo, o una noticia de una enfermedad.

Personalmente estoy viviendo esta paradoja, de un lado están mis hijos y nietos aguardando mi llegada para las fiestas, esperando sus regalos y la presencia del abuelo. De otro lado está el dolor y añoranza de los que ya partirán, mi padre, mi madre, mi hermano mayor y ahora la enfermedad de mi hermana menor.  ¿Cómo vivir esta paradoja? Sinceramente no sé.  Como pastor he estado en el mismo día en una boda o cumpleaños y un funeral. Como capellán en el mismo tiempo he estado celebrando y dando gracias por el nacimiento de una nueva criatura y en la Morgue, consolando una familia por una pérdida de un ser querido. Ahora como hijo y hermano, me siento muchas veces en soledad  y triste. Cada ser querido que parte es como un hueco en el corazón.

La vida y la muerte es una paradoja cristiana, el apóstol Pablo decía: En Filipenses 1:21-24;” Porque para mí el vivir es Cristo y el morir es ganancia. 22 Ahora bien, si seguir viviendo en este mundo representa para mí un trabajo fructífero, ¿qué escogeré? ¡No lo sé! 23 Me siento presionado por dos posibilidades: deseo partir y estar con Cristo, que es muchísimo mejor, pero por el bien de ustedes es preferible que yo permanezca en este mundo”.

En verdad proclamamos la salvación y la vida eterna, la esperanza de que un día vamos está para siempre en la presencia del Señor, donde no habrá más tristeza, ni dolor, ni pobreza, ni injusticia, no más enfermedad, no más muerte, donde el Señor enjugará nuestras lágrimas. Pero de otro lado aún que no tememos la muerte, pero si el dolor y la separación de aquellos que amamos.

La Navidad es otra paradoja, donde el hijo de Dios, el príncipe de Paz, el maravilloso consejero, nasce en un pesebre,” porque no había lugar para él en el mesón”.  Aquí dejo una pregunta: ¿Será que habrá lugar para Jesús en el “mesón” de su Navidad? ¿Dónde estará Jesús en su Navidad?

El Cristo de la Navidad es el EMANUEL, Dios con Nosotros, aquel que dijo estaré con vosotros todos los días hasta la consumación de los siglos. El Cristo de la Navidad, es aquel que murió en la Cruz, resucito en el tercero día, ha sido elevado al cielo y esta a la derecha de Dios, intercediendo por nosotros.

Mi querido lector, celebre esta Navidad y las fiestas, viva cada día con todo el potencial que Dios le ha dado, sea donde estuviere, como estuviere, en el valle que estuviere, sepa que EL CRISTO DE LA NAVIDAD VA ESTA A SU LADO, CON SU PRESENCIA Y SU PAZ, QUE SOPREPASA TODO ENTENDIMIENTO.

“Bendigan a quienes los persigan; bendigan y no maldigan. 15 Alégrense con los que están alegres; lloren con los que lloran. 16 Vivan en armonía los unos con los otros. No sean arrogantes, sino háganse solidarios con los humildes. No se crean los únicos que saben. (Romanos 12: 14-16)

Odenir Figueiredo Jr.

Capellán y Coach

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s