COACH DEL DÍA : LIBERE SU MOCHILA.

mochila

Cada uno de nosotros llevamos una “mochila de Vida”,  esta se va llenando a través de los años de nuestras vidas.  Esta mochila está cargada con nuestras herencias genéticas y con valores  psicosociales que heredamos  del ambiente familiar y cultural donde  hemos vivido.  De otro lado en nuestras experiencias de vida, llenamos esta mochila con experiencias positivas o negativas vivida por nosotros.  Muchas veces esta mochila están sobrecargada con traumas, abusos, decepciones, frustraciones y tantas otras emociones enfermizas, que de alguna  forma  modelan nuestro carácter, nuestras relaciones  intrapersonales (la visión de mi mismo – autoestima) y las interpersonales (la manera que relacionamos o reaccionamos en nuestra s relaciones con otros).

Hay también la “mochila religiosa”, que  si  llena con los valores y principios religiosos recibidos.  Esta puede está llena de tradiciones, legalismos, religiosidad y teologías aprendidas dentro del contexto religioso. 

Dentro de la “Mochila religiosa”, vamos encontrar algunas tradiciones, reglas, mandamientos, rituales y teologías tóxicas, que  carga nuestra vida espiritual con culpas, penitencias y castigos. Muchas veces son tan pesadas que los que  la hicieron no están dispuestos a llevarlas.  El propio Jesús nos ha alertado sobre estos fariseos que buscan imponer sobre la gente la ley, sin llevar en consideración su verdadera motivación y olvidando la Gracia.

De otro lado hay en esta “mochila religiosa”,  otra mochila que  es parte de nuestra “espiritualidad”, diga nuestro relacionamiento con el Dios creador y sus propósitos para  nuestras vidas. Llamo esta  la “Mochila espiritual”.   Como  seres criados por Dios, no podemos vivir sin el creador. Hemos sido creados para tener armonía con el Criador, y cuando perdemos este link o esta comunión,  esta mochila empieza  llenar  y pesar con lo que llamamos teológicamente de “Pecado”, en el griego significa errar El Blanco, o sea ir en dirección contraria del propósito de  Dios para nuestra vida.

Este “Pecado” o alejamiento de Dios,  carga nuestra mochila  con “pecados”,  que son destruidores de nuestra “espiritualidad”, porque impiden una buena conexión con Dios. Estas son cargas que reciben varios rótulos o etiquetas; “Ira, resentimientos, envidia,  egocentrismos, orgullo, hostilidad, amargura, mentira, falsedad, soberbia, violencia, abuso, ganancia y todo que afecta su relación contigo mismo y con otros”.

El Dr.  Don Colbert,  describen estas cargas como “Emociones que Matan”,  donde deja claro la conexión de la mente-cuerpo-espíritu, que pueden sanarle o destruirle. Muchas veces no logramos vivir una vida plena y feliz, porque estas “cargas” llenan nuestra “Mochila de la Vida”, de tal modo que provocan escoriaciones en nuestra “columna  espiritual”, provocando dolor, heridas, hernias  y desvío s en las “vertebras de nuestra alma”, que parecen que nunca van pasar. Impide a muchos de “andar”,  de gozar de la vida, de ter paz y sobretodo ser feliz.  Estas provocan un peso desnecesario en nuestro vivir diario, produciendo un estrés emocional, que llevan muchos  a la infelicidad, tristeza enfermiza, depresión y hasta mismo al suicidio.

Mi querido lector,  mi deseo hoy es  te invitar a  “Liberar su Mochila”, sacar de dentro de ella todo que está impidiendo  una vida plena.  Muchas veces estamos llevando cargas que no son nuestras, cargas que  otros  en sus frustraciones transferirán para nosotros.  Otras son cargas pesadas que son fruto de nuestras falsas expectativas en relación al que el mundo debería nos dar o a que otros deberían ser o hacer.  Son cargas criadas por nosotros.  Otras son cargas falsas, de culpas, que fueron impuestas sobre nosotros, basadas en una  religiosidad tóxica, que llénanos de penitencias.

Doy Gracias a Dios, que en su amor infinito, ha enviado a Jesucristo, para llevar nuestras cargas, nuestras enfermedades y nuestros dolores.  La cruz ha producido el efecto de la Gracia sobre nosotros.

Libere su Mochila, saque todo que esta le angustiando, preocupando, criando ansiedad y sobre todo le enfermando y ponga en las manos de Dios. El conoce sus heridas y es lo que hará justicia.

Si hay pecado en su vida, es hora de reconocer,  arrepentirse y confiésalo, permitiendo que la Gracia de Dios llene   su vida con paz y esperanza.   Este paso  tras el poder de sanidad física, psicológica y espiritual en su vida.

Luego dijo Jesús: «Vengan a mí todos los que están cansados y llevan cargas pesadas, y yo les daré descanso. 29 Pónganse mi yugo. Déjenme enseñarles, porque yo soy humilde y tierno de corazón, y encontrarán descanso para el alma. 30 Pues mi yugo es fácil de llevar y la carga que les doy es liviana». (Mateo 11: 28-30)

Mientras me negué a confesar mi pecado,  mi cuerpo se consumió, y gemía todo el día.”(Salmos 32:3)

“Si confesamos nuestros pecados, Dios, que es fiel y justo, nos los perdonará y nos limpiará de toda maldad.”

“Purifícame con *hisopo, y quedaré limpio; lávame, y quedaré más blanco que la nieve.
Anúnciame gozo y alegría; infunde gozo en estos huesos que has quebrantado.
Aparta tu rostro de mis pecados y borra toda mi maldad.  Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio, y renueva la firmeza de mi espíritu. (Salmos 51: 7-10)

Odenir Figueiredo Jr.

Capellán y Coach

 

 

 

Un pensamiento en “COACH DEL DÍA : LIBERE SU MOCHILA.

  1. Pingback: COACH DEL DÍA : LIBERE SU MOCHILA. | coachdeldiaofj

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s