COACH DEL DÍA: ¿MICHIMI O TUICHA?

VISION

Pasaba por unas de las principales avenidas de Asunción, y me depare con uno outdoor de una telefonía  celular que decía: “carga Michimi “, en otra ocasión encontré una Agencia de venta de coches, con el nombre “TUICHA”.  Sabía que eran expresiones en guaraní, el idioma nativo del Paraguay. Pregunte a mis amigos su significado. Michimi, significa “pequeño”, “tico”, “poquito”, pero TUICHA, significa el opuesto, “GRANDE”.

Esto me llevo a pensar en que estilo de vida, que tipo de metas, que tipo de pensamientos, mi gustaría de tener. En la vida a cada día tenemos que decidir si queremos  tener una Vida “Michimi” o una vida “Tuicha”.  En nuestros proyectos de vida, ¿pensamos y planeamos a través de una Visión “Michimi” o “Tuicha”?

Esta es una pregunta que vale para todas las áreas de su vida, sea familiar, profesional, financiera, académica, así como para nuestras metas y sueños. Somos muchas veces tentados a quedar en la “Zona de Conforto”, en la “Ley del menor esfuerzo”, en el “Así nomás”,  lo que llamamos de un estado de acomodación.

Es triste ver que muchos que hoy si acomodan con su estado “Michimi”, en el futuro acaban siendo personas frustradas, amargadas y envidiosas de aquellos que lucharan  para mejorar y sacar el máximo del potencial dado por Dios, en dirección a un “Tuicha”.  Es verdad que el proceso de crecimiento implica en dolor, no hay victorias sin luchas. 

Para lograr éxito muchas veces tenemos que enfrentar “fracasos”, una de los ejemplos más interesantes y inspirador ha sido de Thomas Edison: Cuando Edison inventó la bombilla, no le salió a la primera, sino que realizó más de mil intentos, hasta el punto de que un discípulo suyo le preguntó que porqué persistía en construir una bombilla, si tras más de 1000 intentos no había conseguido más que fracasos, Edison, respondió: no son fracasos, he conseguido saber 1000 formas de cómo no se debe hacer una bombilla.

El tuicha es fruto de, persistencia, paciencia  y la  determinación de no Desistir. Benjamín Franklin decía: Un camino de mil millas comienza con un paso.”

Luchar por un “TUICHA”, no es ganancia o un deseo egocéntrico y pecaminoso, es si, ejercer la “mayordomía cristiana”, hemos sido criados para Dominar y no ser dominados (Salmos 8), Dios espera que usemos toda la capacidad que nos ha dado y que alcancemos  las metas y propósitos que El ha preparado para nosotros.

En la historia de la conquista de la Tierra Prometida, Dios dice a Josué: “yo les entregaré a ustedes todo lugar que toquen sus pies… estaré contigo; no te dejaré ni te abandonaré… ¡Sé fuerte y valiente! ¡No tengas miedo ni te desanimes! Porque el Señor tu Dios te acompañará dondequiera que vayas.»(Josué 1:3,5,9).

El propio Jesús dijo: “yo he venido para que tengan vida, y la tengan en abundancia.”(Juan 10:10)

Mi querido lector, mi deseo hoy es que pueda tomar  una decisión en su vida: ¿MICHIMI O TUICHA? Estoy seguro que Dios tiene grandes “TUICHAS” para su vida.

Decida hoy que Dios es el suyo: Un Dios “TUICHA” o un Dios “Michimi”.  Un Dios omnipotente, todo poderoso o un dios limitado.

Un abrazo “TUICHA”, para vos.

 

Odenir Figueiredo Jr.

Capellán y Coach

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s