COACH DEL DÍA: ¿QUÉ DIRÁN?

que diran

 

Temer a la gente es una trampa peligrosa, pero confiar en el Señor significa seguridad” (Proverbios 29:25)

 ¿Qué dirán?  Esta  tal vez sea la pregunta que estás haciendo ahora. ¿Cuántos de nosotros quedamos atrapados por esta pregunta? ¿Cuántas frustraciones , deseos no realizados, sueños paralizados, decisiones no tomadas a tiempo, abusos físicos y psicológicos tragados y heridas no sanadas, solo por el temor de “!LO QUE OTROS VAN DECIR!

En mi consejería conocí mujeres y hombres que por años fueron abusados, porque el temor y la culpa falsa, paralizaban sus acciones para romper estas relaciones de abusos. Eran prisioneros de un sentimiento de culpa, consciente o inconsciente, impuestos en sus vidas por tradiciones y secretos familiares. “Hay que preservar la imagen de la familia”. Mi acuerdo de una joven que ya con 20 años, había sido abusada sexualmente por su padre, desde los 11 años de edad, su padre le amenazaba y su madre con el temor del marido, le prohibió de revelar para otros, esto era un “problema familiar”.

En otra ocasión encontré una joven señora, creyente y fiel a Dios, pero que por más de 10 años había sido abusada física, psicológicamente y espiritualmente por su marido, que era un líder en su iglesia. La misma era esclava de la teología machista de su marido y de su pastor. El marido exigía sumisión sin cuestionar y su pastor de alguna forma avalaba este comportamiento, pidiendo la misma paciencia, tolerancia y sumisión total, esperando en Dios un cambio.  Otros casos donde el precio ha sido pagado en un sacrificio irracional para “salvar la familia”.

Mantener las “APARENCIAS”,  ha sido una trampa peligrosa, una trampa satánica que ha impedido que el mal sea extirpado. Muchos son los líderes, pastores, sacerdotes y hombres influentes, que para mantener las apariencias, son capaces de amenazar, chantajear, con la filosofía satánica de que “LOS FINES JUSTIFICAN LOS MEDIOS”.  

Al escribir estas líneas, mi sentimiento es de enojo hacia esta grande “HIPOCRISIA DE NUESTRA SOCIEDAD”,  principalmente cuando no si quiere confrontar el pecado, pero sin mascáralo para mantener las apariencias de una Iglesia, institución o una posición eclesiástica. Muchas veces  dar la impresión de que el precio del PECADO, ha sido una promoción. Es más fácil transferir una persona para otra posición, do que confrontar su problema de pecado.

Mi querido lector, hemos sido llamados hacia libertad: “y conocerán la verdad, y la verdad los hará libres” (Juan 8:32).

Pare de ser esclavizado por La apariencia, por El temor Del, ¿QUE DIRÁN? En Jesús está su seguridad.  No deje de ser feliz, de ser vos mismo, de luchar por sus sueños y metas, de realizar sus deseos, preocupado por los que otros van a decir. 

Examine su corazón delante de Dios,  le pida el coraje de ser vos mismo, no tenga miedo o temor de la verdad.  Tome hoy la decisión por la verdad que le hará libre en Cristo Jesús.

“! Tened ánimo; yo soy, no temáis ¡(Mateo 14:27)

 

Odenir Figueiredo Jr.

Capellán y Coach

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s