COACH DEL DÍA: EL DOLOR.

el dolor

Mis lágrimas son mi pan de día y de noche…« ¿Dónde está tu Dios?» Recuerdo esto y me deshago en llanto:” ¿Por qué voy a inquietarme? ¿Por qué me voy a angustiar? En Dios pondré mi esperanza y todavía lo alabaré. ¡Él es mi Salvador y mi Dios!”(Salmos 42: 3-5)

El dolor es parte de la vida humana, señala una sensación de molesta, aflictiva y por general desagradable, en el cuerpo o en el alma. Puede tratarse, por lo tanto, de una experiencia sensorial y objetiva (dolor físico) o emocional y subjetiva (el dolor anímico).
Como describimos hay dos tipos del dolor, la física y el dolor del alma. El dolor físico es normalmente controlado por analgésicos, que son aplicados de acuerdo con la intensidad de la misma. Pero el dolor del alma, es la más angustiante, muchas veces dejan cicatrices o quedan sangrando por muchos años.

Es el dolor de una traición, el dolor de un abuso, una violación, de una injusticia cometida, de la ingratitud, de la pérdida de un ser querido, el dolor de la separación, el dolor de un pecado oculto, de un resentimiento y ofensa normalmente provocada por una persona que amamos. Este tipo del dolor es enfermizo, provocando una serie de disturbios y síntomas físicos y emocionales.

El paradojo del dolor, es que el mismo es necesario para sobrevivencia del ser humano. Que sería de un bebe, que todavía no puede comunicarse por palabras, si no fuera el dolor, que lo hace llorar, dándonos el alarme de que está con hambre, que necesita ser cambiado, que tiene una cólica o gases, que tiene un dolor de oído, etc. Uno de los ejemplos clásicos de dolor, son las contracciones de un parto, que gradualmente aumentan en intensidad y disminuí en espacio de tiempo, pero el resultado es la llegada de un nuevo ser. El dolor es precedido de la alegría de ser madre.

¿Que sería de nosotros sin este alarme, que nos hace buscar ayuda, ir al médico y descubrir la causa de nuestro dolor? El dolor puede salvar vidas. El dolor llévanos a reconocer nuestras limitaciones físicas, emocionales y espirituales. El dolor puede paralizarnos, cuando no la tratamos.

Mi querido lector/a, el dolor es parte de la vida, nos dar la consciencia de que estamos vivos, de que somos humanos y limitados. Es dolor es vital para conocer nuestra real situación, sea física o del alma.

El dolor físico se cura con un analgésico, pero el dolor del alma, necesita pasar por un proceso de Cura del Alma. Este proceso necesita de una psicoterapia psico-espiritual. Podemos usar las herramientas de la psicología, pero el tratamiento será completo cuando pasa por una restauración espiritual.

Esta Cura del Alma, pasa por una reconciliación con uno mismo, con el prójimo y sobre todo con Dios. Esta sanidad interior es realizada por el Espíritu Santo en nuestra alma. Muchas veces no vamos encontrar una respuesta simples para nuestra angustia del alma, el dolor es real, sangra en el más profundo de nuestro ser. Estaremos diciendo como el salmista:” “Mis lágrimas son mi pan de día y de noche…« ¿Dónde está tu Dios?» Recuerdo esto y me deshago en llanto:”

El propio Cristo ha sufrido el dolor del alma en el Getsemaní: “Padre si es posible, pasa de mí esta copa”, su angustia era tan grande que sudaba sangre. En el Calvario gritó: “Dios mío, porque me has abandonado”. Es este el Cristo que conoce nuestro dolor y es el único que puede nos consolar. Decía entonces el salmista: “¿Por qué me voy a angustiar? En Dios pondré mi esperanza y todavía lo alabaré. ¡Él es mi Salvador y mi Dios!”

En su dolor mi querido lector, me quedo en silencio, llorando contigo y esperando en Dios la consolación.

“Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, cuidará sus corazones y sus pensamientos en Cristo Jesús.”(Filipenses 4:7)

Odenir Figueiredo Jr.
Capellán y Coach

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s