COACH DEL DÍA: MÁSCARAS Y FANTASIAS.

mascaras

Estamos viviendo el tiempo de carnaval, un tiempo caracterizado por las máscaras y fantasías. En mi país, el Brasil, los brocos ya están en las calles, las escuelas de samba, calientan sus tambores, el país, sencillamente para por una semana, en algunos estados como del Bahía, durante todo el mes hay carnaval. Las iglesias evangélicas buscan escapar de esta fiesta, refugiándose en sus retiros espirituales.

Si vive un mundo de ilusiones, de proyecciones de frustraciones prohibidas en la vida real. Dentro de la psicoanálisis Freudiana el ID (el inconsciente reprimido) es liberado, el Superego (consciencia reguladora, parte que censura y intenta impedir que el ID, rompa las normas sociales), pierde el control y el Ego (el consciente, el lugar de la razón), pierde la noción de lo que es real, normal o vergonzoso en el comportamiento humano. Es la libertad de la carne.

La palabra “Carnaval”, está relacionada con la idea del placer, marcado por la expresión “Carnis valles”, que forma la palabra carnaval, siendo que “carnis”, en latín significa carne y “valles”, significa placeres, o sea en síntesis es la liberación sin censura de los placeres de la carne. Aparentemente la fiesta de carnaval parece inofensiva y para muchos es apenas un tiempo de diversión y escape del estrés del día a día.

Pero la grande realidad de esta fiesta, es que ha sido transformada en libertinaje. Para muchos es una carta blanca para el adulterio, la sensualidad apelativa, la exhibición sexual, el rompimiento de todas las reglas morales, dando espacio para el uso de drogas y bebidas alcohólicas.

Como resultado tenemos un miércoles de cenizas, caracterizado por familias destruidas, embarazos indeseados, violaciones, abusos sexuales, violencia y sobre todo una depresión producida por la vuelta hacia la realidad.

Las Máscaras y Fantasías del Carnaval, son temporarias y conscientes, pero lo que me preocupa son las máscaras y fantasías religiosas vividas por muchos dentro del mundo religioso. Son pastores y sacerdotes, travestidos de una religiosidad enferma, hipócrita, falsa y exploradora, que manipulan vidas para provecho propio.
Son personas que usan su religiosidad como anestésico, para evitar el dolor de la culpa del pecado. Viven una vida de doble cara, usan la máscara y la fantasía de la Santidad en la iglesia y en su relación con los miembros de su congregación. Son personas de doble personalidad, una moralista y exterior y otra oculta y pervertida.
Son manipuladores y abusadores dentro del contexto familiar y de su comunidad religiosa. Es lo que la biblia clasifica como lobos vestidos de ovejas. Son los falsos profetas de nuestro siglo.

Mi querido lector/a, es hora de sacarnos las máscaras y las fantasías que están escondiendo nuestros pecados. Es hora de sacar la máscara de un cristianismo hipócrita, de sacar la fantasía de una santidad exterior.
Son los panteones blanqueados y los vasos limpios apenas en su exterior. Es hora de arrepentimiento, de confesión de pecados, de rendirse a la Gracia redentora de Cristo. Es hora de transparencia, de vivir en la dependencia de Dios y saber que no es posible impresionar a Dios, con nuestra máscara y fantasía de santidad.

Odenir Figueiredo Jr.

Capellán y Coach

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s