COACH DEL DÍA: TRANSPARENCIA 2

TRANSPARENCIA2

“Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio, y renueva un espíritu recto dentro de mí.”(Salmos 51:10)

Algo es transparente cuando deja pasar fácilmente la luz, o sea no hay nada a esconder. Hoy en día si habla mucho de transparencia dentro del mundo político y institucional. Hay varios organismos gubernamentales, comisiones de transparencia y organizaciones no gubernamentales de transparencia. Si habla de transparencia política, de los gobiernos y de empresas.
En los últimos meses he estado asistiendo el seriado americano llamado,” House of Cards”, o sea Juegos de carta, donde el protagonista principal es el implacable y manipulador congresista Francis Underwood , un hombre que en su obsesión por el poder, pasa por encima de la ética, de la moral y usa de los medios de manipulación necesarios para llegar al poder. La mentira, la hipocresía, la falsedad, la deslealtad son sus marcas principales.

Underwood, representa en grande parte el juego de poder, de políticos en todos los países del mundo, donde la corrupción, la manipulación del pueblo y la hipocresía son sus marcas registradas. El pecado sin censura ha sido una práctica en el mundo en que vivimos.
No hay transparencia en el mundo de hoy, es un mundo de tinieblas, de engaño y mentiras, aún los medios mediáticos que forman la opinión pública, están manipulados por los poderes políticos y económicos.

En verdad no debemos criar expectativas falsas de un hombre dominado por el pecado, de un sistema dominado por poderes malignos, lo que si nos preocupa es cuando esta falta de transparencia llega en nuestras esferas religiosas. Cuantos “falsos profetas”, están logrando engañar incluso los elegidos. ¿Cuántos falsos líderes, fariseos están manipulando el pueblo de Dios, usando la iglesia para alcanzar sus ambiciones y obsesiones egocéntricas? ¿Cuantos están explotando el pueblo de Dios, sacando ventajas económicas en nombre de una santidad y promesas falsas?
Jesús dejo bien claro su enojo con los fariseos, un grupo religioso radical, que travestidos de una religiosidad, la usaban para manipular las personas en provecho propio. Eran llamados siempre por el maestro de “Fariseos Hipócritas”, sepulcros blanqueados, vasos limpios por afuera, pero sucios por adentro.

Una persona transparente es alguien que no tiene nada para esconder, no tiene pecados ocultos, es sincera y no busca manipular o maquillar su vida espiritual. Lo que Dios espera de nosotros es un corazón transparente.

El mundo en TINIEBRAS, clama por LUZ, por una iglesia transparente, por vidas cristianas no travestidas y mascaradas de santidad aparente, pero por una vida cristiana, arrepentida y lavada por la sangre de Cristo.

“¿Quién puede subir al monte del SEÑOR? ¿Quién puede estar en su lugar santo? Sólo el de manos limpias y *corazón puro,” (Salmos 24: 3-5)
“¿De qué me sirven sus muchos sacrificios? —Dice el SEÑOR—. Harto estoy de *holocaustos de carneros y de la grasa de animales engordados; la sangre de toros, corderos y cabras no me complace. Cuando levantan sus manos, yo aparto de ustedes mis ojos; aunque multipliquen sus oraciones, no las escucharé pues tienen las manos llenas de sangre.16 ¡Lávense, límpiense!”

” ¡Aparten de mi vista sus obras malvadas! ¡Dejen de hacer el mal!17. (Isaías 1:11,15-17)”

Mi querido lector, mi clamor y oración es por una VIDA DE TRANSPARENCIA, que no tenga nada para esconder y nada para avergonzase.

Se LUZ, SEA TRANSPARENTE.

Odenir Figueiredo Jr.
Capellán y Coach

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s