COACH DEL DÍA: UNA ENTRADA TRIUNFAL

entrada de jesus

Estamos acercándonos de las celebraciones de la llamada “Semana Santa”, un tiempo de reflexiónque llévanos desde la entrada triunfal de Jesús en Jerusalén hasta el Domingo de la Resurrección.

El pueblo Judío esperaba desesperadamente por un “Mesías”, un Salvador, un Rey, alguien que pudiera restaurar el Reino de Israel. Estaban ellos viviendo bajo la opresión del imperio romano, ya no tenían libertad como patria. Pagaban sus impuestos y eran gobernados por una Nación extranjera.
Cuando Jesús predicaba y enseñaba, hablaba del establecimiento del Reino, si identificaba como el Mesías enviado por Dios. Había una grande expectativa en relación a uno Reinado Terreno, aun que Jesús hablaba de un Reinado Espiritual y Eterno, pero aun así, sus propios discípulos alimentaban esta esperanza.

Dentro de una visión espiritual del Reino, Jesús dijo que el Reino de Dios estaba con ellos y en ellos. Jesús era el Rey dos Reyes, Señores de los Señores, el Mesías prometido por todos los profetas.

Lo que impresiona es que su entrada triunfal es caracterizada por una paradoja entre la visión humana de un Rey y la visión del Reino de Dios. Los conquistadores cuando entraban en una ciudad para ser coronados, eran acompañados por muchas pompas ceremoniales, el rey entraba en una carroza especial, llevada por caballos de la más pura raza, y todo un aparato de seguridad, precedido con trompetas que anunciaban la entrada del general o el rey. Hoy lo podemos ver en el ceremonial de traspaso presidencial, cuando el futuro presidente desfila en una limosina o en coach especial, precedido por toda una guardia.

Jesús, El Rey de los Reyes, el Señor de los Señores, el grande Mesías, entra en Jerusalén montado en un burrito, que diferencia con la ostentación de poder y lujuria que caracteriza las entradas y paradas militares de los gobernantes electos en nuestros días.

La entrada TRIUNFAL DEL JESUS, es caracterizada por la humildad y la simplicidad. Jesús el hijo de Dios, sabe su misión, sabe que su entrada en Jerusalén no era el inicio de un reinado marcado por las regalías del poder, no entraba para ir al Palacio y para sentar en un trono con una corona de oro.
Su entrada era para Restaurar el Reino, restaurar y reconciliar el hombre con Dios. Su trono no sería de oro, pero sería la CRUZ DEL CALVARIO. Su entrada TRIUNFAL, era fundamentada en la derrota del Rey de las Tinieblas y en la cruz el enemigo seria derrotado y el hombre reconciliado con Dios.

Su Corona no era de oro, pero si una Corona de Espinos, su Reino no sería temporal, pero si Eterno. Su motivación, no era asumir el poder y las regalías del mismo, pero sí, era motivado por el Amor, que si entrega integralmente por su pueblo.

SU ENTRADA TRIUNFAL EN JERUSALÉN, ha sido para establecer UN REINO ETERNO, donde yo y usted en su muerte recibimos el perdón de los pecados, en su Cruz su sangre derramada es la que nos limpia de todo el pecado y nos hace tener entrada en el REINO DE DIOS.


En Cristo, en su Cruz, todos ahora somos invitados para UNA ENTRADA TRIUNFAL EN LA JERUSALÉN CELESTIAL.

Odenir Figueiredo Jr.
Capellán y Coach

2 pensamientos en “COACH DEL DÍA: UNA ENTRADA TRIUNFAL

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s