COACH DEL DÍA: TOMA, BENDICE, PARTE Y COMPARTE

patiendo el pan

“Mientras comían, Jesús tomó pan y lo bendijo. Luego lo partió y se lo dio a sus discípulos” (Mateo 26: 26).
“16 Entonces Jesús tomó los cinco panes y los dos pescados, y mirando al cielo, los bendijo. Luego los partió y se los dio a los discípulos para que se los repartieran a la gente”. (Lucas 9:16).

Celebramos la pascua y la semana llamada “santa”, un tiempo de reflexión que llévanos a pensar en el proceso de la muerte y resurrección de Jesús. Es interesante que los cuatro verbos que hace parte del título de este coach del día, sean parte de un proceso de Dios en nuestras vidas.

Este proceso empieza con el propio Dios, El nos ha amado de tal manera que ha TOMADO, su único hijo para su misión redentora.
LO BENDIJO. “Y una voz del cielo decía: «Éste es mi Hijo amado; estoy muy complacido con él.»(Mateo 3:17).
En la cruz ha sido PARTIDO POR NOSOTROS:

“habiendo dado gracias, lo partió, y dijo: «Tomad, comed; esto es mi cuerpo que por vosotros es partido;”(1 Corintios 11:24).

En su resurrección él ha COMPARTIDO CON NOSOTROS UNA NUEVA VIDA.

“Porque somos sepultados juntamente con él para muerte por el bautismo, a fin de que como Cristo resucitó de los muertos por la gloria del Padre, así también nosotros andemos en vida nueva. 5 Si fuimos plantados juntamente con él en la semejanza de su muerte, así también lo seremos en la de su resurrección; Y si morimos con Cristo, creemos que también viviremos con él,” (Romanos 6: 4,5 y 8)

Mi querido lector/a, en nuestra vida primero EL SEÑOR NOS TOMA. Estamos en sus manos, por la sangre de Jesús entramos en su presencia y como hijos el nos toma en sus brazos y cuídanos. Es importante que estéis seguros de que su vida está en las manos de Dios.

En segundo lugar su propósito es BENDECIR NUESTRA VIDA, su voluntad es bendecirnos con todas las bendiciones espirituales.

“Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo,”. (Efesios 1:3)

En tercero lugar todo que Bendice lo PARTE. “De cierto, de cierto os digo que si el grano de trigo que cae en la tierra no muere, queda solo, pero si muere, lleva mucho fruto.”
4 Y la vasija de barro que él hacía se echó a perder en sus manos, pero él volvió a hacer otra vasija, según le pareció mejor hacerla.
5 Entonces vino a mí palabra de Jehová, diciendo: 6 « ¿No podré yo hacer con vosotros como este alfarero, casa de Israel?, dice Jehová. Como el barro en manos del alfarero, así sois vosotros en mis manos, casa de Israel.”(Jeremías 18)

Muchas veces el Señor nos PARTE, quiebra, quebrántanos, esto ha principio es un proceso doloroso, pero importante para nuestro crecimiento, madurez, cambios de paradigmas, cambios de valores y prioridades. Muchas veces no entendemos este proceso, pero he visto que el mismo transciende nuestras propias fuerzas.

En toda mi convivencia en el valer de dolor, principalmente en mi contactos con siervos del Señor en la Oncología, o mismo delante de circunstancias de mucho quebrantamiento, perdida, dolor emocional y espiritual, me he sorprendido con la superación y el sentimiento de “la paz que sobrepasa todo entendimiento”. Hay que quebrar el Vaso de nuestra voluntad, de nuestro egocentrismo, de nuestra soberbia, de nuestra independencia para que El Señor haga un Vaso Nuevo.

Pero el más lindo y hermoso de este proceso es que Dios los transforma en Bendición para otros. El TOMA, BENDICE, PARTE Y AHORA COMPARTE.
Ha sido así con Abrahán, con José, con Pablo y lo más sublime es que ha sido así con Jesús. Todo que Dios PARTE EL COMPARTE.
Dios no COMPARTE LO QUE NO HA SIDO PARTIDO. Si estas siendo partido en este tiempo, empiece a alabar, porque pronto el Señor te va usar para ser de bendición para muchos.

Nos gusta cuando Dios nos TOMA en su mano. Festejamos cuando nos BENDICE. Resistimos cuando nos PARTE. NOS sentimos alegres cuando él nos COMPARTE.

Mi querido, Dios quiere TOMAR su vida hoy, para BENDECIR, PARTIR Y COMPARTIR.

Cristo ha sido TOMADO POR DIOS, BENDECIDO Y PARTIDO EN LA CRUZ POR NOSOTROS, PARA QUE PUEDIERA EN SU RESSUREICION SER COMPARTIDO EN NUESTROS CORAZONES.

Odenir Figueiredo Jr.
Capellán y Coach

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s