“¡ECHA SU REDE PARA EL OTRO LADO!

Pesca-milagrosa1

 

4” Cuando ya iba amaneciendo, se presentó Jesús en la playa, pero los discípulos no sabían que era Jesús. Y les dijo: Hijitos, ¿tenéis algo de comer . Le respondieron: ¡No!

Él les dijo: Echad la red a la derecha de la barca y hallaréis.

Entonces la echaron, y ya no la podían sacar, por la gran cantidad de peces”. (Juan 21)

Muchas veces en nuestras vidas quedamos frustrados cuando no logramos alcanzar nuestros objetivos y metas.  A pesar de todo el esfuerzo, de nuestra habilidad, del tiempo que hemos intentado lograrlos, parece que nada acontece.  El desanimo, el estrés de la frustración,  hace que tengamos ganas de desistir.

Los discípulos de Jesús,   después de tres años acompañando Jesús, tenían muchas expectativas en relación al  establecimiento del Reino por medio del maestro.  Después de la Cruz,  en su humanidad quedaran decepcionados y tristes. Volvieran a su rutina anterior, en esta ocasión, cuando pescaban, estaban frustrados. No lograban hacer una buena pescaría. La rede estaba vacía.

Cuando ya estaban casi desistiendo, el Señor resucitado aparece en la playa, le pide algo para comer, y  no había un pescado para el desayuno.  En este contexto de frustración, Jesús dar una orden:” Echa la rede a la derecha de la barca y hallaréis”. Parecía una palabra fuera de lugar, a final ellos eran  profesionales en la pescaría.

Pero si dieran cuenta aún que no quisiera creer, que aquella voz que venía de la orilla de la playa era del Señor Resucitado. Entonces confiados en LA PALABRA DEL SEÑOR, ECHARAN LA REDE.  El resultado supero todas las expectativas.

Mi querido lector, quizá este viviendo un sentimiento de frustración relacionado con algún proyecto de vida,  ya ha intentado muchas veces e parece a pesar de sus esfuerzos, nada acontece.  Quizá este frustrado en su trabajo, en su matrimonio,  en relación a un hijo o a un amigo, su sentimiento es de desanimo y esta a punto de desistir.

Hoy te invito a ECHAR SU REDE PARA EL OTRO LADO,   echa su rede ahora, no confiado en su capacidad  o su fuerza de voluntad, pero echa su Rede confiado EN LA PALABRA DEL SEÑOR.

Esté  seguro que El Señor estará te esperando para celebrar su victoria de fe.  El  ha preparado un resultado abundante, basados en su plan para su vida.

Odenir Figueiredo Jr.

Capellán y Coach

 

 

 

 

 

SILENCIO 

Coach del Día 
Hoy es viernes santo, aquí en Paraguay si siente el silencio en las calles , en las casas, nada funciona. En verdad de Viernes hasta Domingo, de la cruz hasta la Resurrección, hubo un silencio quebrado por la tumba vacía.

La cruz dejó bien claro el amor incondicional de Dios, experimentamos la gracia y el perdón de nuestros pecados. Cristo lleva sobre El toda nuestra culpa, paga toda nuestras deudas. 

Ella significa la Victoria sobre el poder del enemigo sobre nuestra vida, ahora por fe recibimos la vida eterna en Cristo.

El silencio de Viernes debe llevarnos hacia una reflexión profunda de la Pasión y compasión del Señor por nosotros. 

¿Cuál será su respuesta al sacrificio y al amor de Dios por vos? ¿Continuaremos a vivir como condenados o tomaremos pose de nuestra libertad en Cristo?

““y conocerán la verdad, y la verdad los hará libres.”(Juan 8:32).

Hoy vivimos el Silencio del alma, el silencio del dolor de la cruz, el silencio de un mundo perdido y sin salvación y el silencio de vidas sin esperanza en busca de un Salvador.

Rompamos este silencio llevando el mensaje de la cruz, de la tumba vacía y de la resurrección, trayendo luz y esperanza para un mundo sin esperanza.
En Cristo,
Odenir Figueiredo Júnior 

Capellan y Coach

  Capellan y Coach

!63 cuenta regresiva¡

20130830-183958.jpg

Hoy en los primeros minutos del día 9, tome la consciencia de que si pasaran 63 años en mi vida. Por instinto abrir la calculadora de mi celular y empecé a hacer cuenta de restar. ¿Cuántos años todavía restaba para vivir? Bueno, basado en el promedio de la familia, podría llegar a los 80, esto me daría 17 años más. ¡Ahora era una cuenta regresiva! Pensé en cuál sería la edad de mis hijos cuando llegase este día, Renato el mayor tendría 58… mi nieto mayor Lucas 32….
Muchos sentimientos y pensamientos llenaran mi corazón, al principio tristeza, el sentimiento de limitaciones, el deseo de parar todo que estoy haciendo, asumir mi jubilación, poner el pijama, volver para el Brasil, estar con mi familia y esperar la muerte llegar. Esta idea de parar mi trajo un sentimiento de frustración y estoy cierto que me levaría hacia una depresión.
Decidir tomar un tiempo para dar gracias a Dios por todo que me ha dado, inicie un viaje al pasado cuando aún era un bebe en el regazo de mi madre, dentro de un tren yendo en busca de socorro cuando sentía que su hijo se iba. Allí ella decidió mi entregar y dedicarme para obra del Señor. Mi vida ya no me pertenecía, el Señor empezó realizar sus propósitos en mi vida.
Mirando hacia atrás, solo tengo que decir que servir al Señor como pastor y capellán ha sido una bendición, un privilegio, han sido tantas vidas las que Dios me ha dado el privilegio de minístralas. Esta es y ha sido la mejor decisión que he tomado. Empezaría todo de nuevo.
¿63 cuenta regresiva? Sí y no. Sí, porque todos nosotros desde de los primeros segundos de vida, estamos en cuenta regresiva. Alguien dice: “la vida es incierta, pero la muerte es cierta”. En estos 40 años trabajando en un hospital, he visto que la muerte es una realidad, aún en el vientre de una madre, la muerte no tiene edad, nadie sabe la agenda de Dios. Todos somos terminales, la única garantía que tenemos es la certeza que la muerte no es el fin, pero como decía un filosofo es UNA COMA, un pasaje para la eternidad. Para los que creen en Cristo, es la realización de la esperanza cristiana, que é está en la presencia del Señor.
¿63 cuenta regresiva? No sé. Lo que sé, es que Hoy es el día mas importante de mi vida, quiero vivirlo intensamente, quiero dar lo mejor de mí, deseo hacer lo mejor para mi Señor y para todos los que pasen por mi vida hoy. Nada de pijama y esperar la muerte llegar, mi agenda pertenece a Dios, usare el máximo potencial, planificare mi vida como tuviera que vivir mil años, y viviré cada día como fuera el último, buscando hacer la voluntad de Dios.
Bendiciones amigos, viva su vida, hoy es su día. Glorifique a Dios con su vida.

Odenir Figueiredo Junior
Capellán y Coach