MURALLAS HUMANAS

Cuando el noticiero habla de que el presidente Trump de los Estado Unidos anuncia construir una muralla entre México y Estados Unidos, para evitar la inmigración ilegal, me quedo a pensar que no son la murallas físicas que separan las personas y si las murallas emocionales, religiosas  y discriminatorias que impiden el ser humano de relacionarse con el otro.

Mi pregunto cuales son las murallas que hemos construido en el proceso de nuestras vidas, que impide de tenernos un relacionamiento abierto, sincero, empático, verdadero  unos con otros.

Hay murallas entre parejas, entre padres e hijos, entre hermanos,  incluso murallas dentro de aquellos que predican el amor, dentro de comunidades cristianas, que deberían ser un solo cuerpo  en Cristo Jesús.

Vivimos  en una sociedad  cibernética,  donde todos buscan una aproximación por medio de redes sociales, whatsap , computadores y celular.  Las murallas de nuestro tiempo, son muy sutiles,  están basadas en la paradoja de la “comunicación virtual”, donde evitamos el contacto físico, evitamos el abrazo, evitamos el sentimiento, evitamos cualquier encuentro real que pueda dejarnos  vulnerables a lo que realmente somos.

La muralla virtual es nuestra protección, donde podemos maquillar lo que somos,  muestra una máscara, que impide que otros entre en nuestra humanidad.

Mi pregunta es: ¿De qué  o de quien realmente estamos nos escondiendo?  ¿Cuáles son nuestros miedos?

Quisiera le invitar a vencer sus miedos, complejos, sentimientos de inferioridad, baja estima, dejando para atrás las heridas del pasado,  las voces abusivas y negativa que le paralizaran , haciendo de vos una persona  sin amor propio.

Tu eres importante,  es un ser especial de alto valor, la pruebas de esto está en el Amor incondicional de Dios por vos. El ha dado su hijo unigénito que en la cruz pago un alto precio por su vida.

Nao desista, porque Dios nunca ha desistido de vos.  Quien está en Cristo Nueva criatura es y todo si hace nuevo.

“Sin embargo, los hiciste un poco menor que Dios  y los] coronaste de gloria y honor” Salmos 8.5.

Odenir Figueiredo Jr.

Capellán y Coach

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s