¡CUANDO EL DOLOR ES MAYOR QUE YO!

dolor

Como capellán muchas veces soy confrontado con el dolor de una madre que ha perdido su hijo tan esperado y amado, con padres y madres delante de la tragedia de una accidente que ha levado su hijo, por muchos que al recibir un diagnostico terminal , tiene todos sus sueños y expectativas cancelados. 

Muchos a pesar de su fe y confianza en Dios, preguntan ¿por qué ahora? El dolor de una pérdida muchas veces son mayores que nosotros.  Delante de la muerte de un amigo, Jesús lloró. Su llanto ha sido grande, lo que expresaba su grande amor por su amigo.

El lloro es la expresión del alma delante del sufrimiento, de la perdida y de la impotencia vivida en estas horas.

Expresiones como ¿Por qué Dios? O mismo encontrar una respuesta de ¿Para qué? Son apenas expresiones del dolor del alma, que busca en el presente una respuesta transcendente.

Amados si tenéis dolor llore y este libre para expresar sus sentimiento hacia Dios, El conoce su sufrimiento y lo ha experimentado en la muerte de su hijo en la Cruz.

A los que están cerca de personas en dolor, no intente callar su dolor, en verdad cuando lo hacemos estamos sí, con miedo de confrontar nuestra propia dolor y muerte.  No intentes usar “frases espirituales”, para explicar lo que es transcendente. No mida la fe de otros, no emita juicios, no intente ser abogado de Dios, El no necesita de abogados.

Simplemente llore  junto, abrace y quede en silencio.

Odenir Figueiredo Jr

Capellán y Coaching