DIVINO Y HUMANO V

El Cristo del camino es el hombre que tiene sed, hambre, que necesita descanso, que pasaba un tiempo a solas consigo mismo; es el Cristo que ha sido tentado después de 40 días de ayuno y meditación.

ES el hombre del Getsemaní, el lugar en donde pasó por su mayor crisis emocional y espiritual con un estrés tan grande que sudaba gotas de sangre.

ES  el hombre que disfrutaba del compañerismo y la amistad (su amigo Lázaro y sus hermanas), es el hombre que lloró ante la tumba de su amigo, alguien que sabia expresar sus sentimientos y emociones: su ira delante de los fariseos, su ira y energía al tumbar las mesas de los mercaderes del templo, era celoso en su espiritualidad.

ofj

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s