DIVINO Y HUMANO IV

El Cristo del camino, aunque tenía la naturaleza divina, pudo en su humanidad convivir y conocer el dolor de aquellos que no gozaban de los privilegios de quienes se prostituían al Estado.

El Cristo del camino pudo conocer la hipocresía de los líderes religiosos, la espiritualidad enfermiza de los mismos y la discriminación de la que eran víctima los menos favorecidos.

OFJ

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s