PASTORAL DE LA COMPASION III

En otra ocasión me quedé acompañando a una paciente que estaba en estado terminal y con su familia durante casi 12 horas. Aquella era una familia muy católica, pero allí permanecí orando en silencio, brindando mis hombros para aquellos que lloraban, ministrando y confortando a esa familia. Cuando el médico dijo que llegó la hora de sacar el respirador de la paciente, la familia pidió la presencia del sacerdote de su parroquia. Ese sacerdote llegó muy apurado, se puso sus vestimentas sacerdotales, entró en la UTI, realizó el rito del sacramento de la “extremaunción”, todo esto en menos de 5 minutos. Cuando terminó el ritual, el sacerdote salió sin menos decir una sola palabra a la familia. Este sacerdote estaba más centrado en su función eclesiológica y ritualista antes que en el paciente y su familia. Cuando la paciente falleció, yo estaba todavía al lado de la misma junto con sus familiares. No me sorprendió cuando los familiares y amigos de la paciente que allí estaban me pidieron que les oficiara el funeral.

Cuando Jesús alimenta la multitud su pastoral es completa; su compasión resulta en práctica, hay coherencia entre sus palabras y hechos. Una pastoral del camino eficiente debe ser integral, en donde la compasión se manifiesta en acción. En este punto estoy de acuerdo con la teoría de Maslow, que sostiene que si deseamos alcanzar las necesidades trascendentes del ser humano, muchas veces debemos empezar por sus necesidades básicas.
OFJ

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s