EL ENCUENTRO CON LA MULTITUD.

Mateo 21:10

Cuando Jesús entró en Jerusalén, toda la ciudad se conmovió.
Mateo 23:37
¡Jerusalén, Jerusalén, que matas a los profetas y apedreas a los que se te envían! ¡Cuántas veces quise reunir a tus hijos, como reúne la gallina a sus pollitos debajo de sus alas, pero no quisiste!

Me gustaría compartir dos principios que podemos aprender en estos encuentros de Jesús con la multitud en Jerusalén.
Primero quisiera recordar la entrada triunfal de Jesús. Es importante para los que están en el área del cuidado pastoral, el estar preparados y no crear expectativas falsas en el camino. Aquí vemos una multitud que rinde alabanzas y honor a Jesús, pero sabemos que esta misma multitud fue la que lo llevó al Calvario.
Muchas veces somos halagados por nuestras ovejas, nuestros pacientes, y nos asalta la tentación de dejar crecer a nuestros egos. Pero debemos estar preparados y entender que no siempre será así; muchas veces el paciente que nos ha exaltado en un tiempo, será el mismo que nos podrá rechazar en otro tiempo.
En la pastoral del camino no debemos crear expectativas falsas. No debemos esperar ser bien recibidos siempre; debemos estar preparados para amar a nuestros “pacientes” independientemente de las actitudes que ellos manifiesten hacia nosotros.

Nuestra presencia pastoral debe ser siempre acompañada por gracia incondicional, en coherencia con el amor incondicional del Dios a quien servimos.

OFJ

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s