LA PASTORAL EN EL CALVARIO

Lucas 23:34 —Padre —dijo Jesús—, perdónalos, porque no saben lo que hacen.

Aquí encontramos a Jesús en su pastoral del camino, ahora ya en sus últimas horas. Su dolor es intenso, pero su pastoral de la gracia continúa hasta los últimos minutos de su vida.

A pesar de todo el rechazo, de toda la traición, de todo el dolor, la pastoral de Jesús no cambia; su amor por el ser humano es incondicional. Hasta el mismo Ladrón de la cruz fue pastoreado, recibiendo en sus últimos minutos aliento y esperanza.

En nuestra pastoral del camino muchas veces vamos a vivir sentimientos de dolor, de rechazo, por parte de aquellos a quienes estamos cuidando. Pero el Señor nos enseña aquí a no perder de vista nuestro cuidado pastoral incondicional, que debe ser lleno de gracia y amor.

ofj

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s