¡SABOTEANDO DIOS!

¿Es posible sabotear a Dios? En la verdad cuando intentamos sabotear a Dios, estamos saboteando a nosotros.
Hay muchos que piensan que con su espiritualidad exterior, sus activismos religiosos y eclesiásticos serán capaces de engañar a Dios. Uno puede ser un pastor de “éxito”, logrando y ilusionando toda a una congregación o comunidad, con su oratoria, con su capacidad de liderazgo, con su activismo y con su máscara moralista de espiritualidad y ser un lobo en piel de oveja. Muchos están usando esta máscara para esconder sus pecados ocultos y intentando pagar su penitencia por un pecado no confesado. Nadie pude sabotear a Dios.
Lo que importa es el fruto genuino que existe por medio de una conexión profunda con Cristo, por medio del absoluto sometimiento.

Mateo 7:21-23 Nueva Versión Internacional (NVI)
21 »No todo el que me dice: “Señor, Señor”, entrará en el reino de los cielos, sino solo el que hace la voluntad de mi Padre que está en el cielo. 22 Muchos me dirán en aquel día: “Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre expulsamos demonios e hicimos muchos milagros?” 23 Entonces les diré claramente: “Jamás los conocí. ¡Aléjense de mí, hacedores de maldad!”
OFJ

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s